//Manejo básico

Manejo básico

Dobles y combinaciones

Como jinete debe saber cómo medir las distancias entre los elementos de dobles y combinaciones. Es importante ser consistente con sus propios trancos (pasos) al medir distancias para saber el número de zancadas que necesitará su caballo. Esto requiere práctica y experiencia. Mida la distancia exacta de un doble de un tranco intermedio, aplicable a su caballo o pony, y practique la distancia de pasos hasta saber cuánto de grande debe andar sus pasos.



Si el caballo se recibe demasiado lejos, le faltará distancia para el próximo salto.
Punto de partida correcto para el segundo salto.
El caballo se recibe demasiado pronto, por lo que la distancia se vuelve demasiado larga.

Como guía aproximada para el caballo un doble de un tranco intermedio equivale a ocho pasos de una persona. Un doble de dos zancadas intermedias equivale a once pasos de una persona. Para saber si la distancia es corta o larga se debe saber con exactitud la longitud de los ocho u once pasos.

Al andar una distancia mantenga siempre la vista baja. No mire el obstáculo en frente, ya que sus ojos le harían variar sus pasos, y se debe medir la distancia con exactitud.

Cuando hay varios saltos seguidos, éstos requieren atletismo y potencia del caballo. Se le debe presentar el primer salto correctamente, para que pueda saltar bien los siguientes. Es importante que el caballo salte bien el primero de un doble o combinación, ya que ello determina cómo saltará los siguientes. Cuanta más impulsión lleve el caballo al abordar el primero, más posibilidades tiene de llegar bien. Esto significa que el jinete no debe intervenir demasiado para no alterar el ritmo o el equilibrio.

Calles



1. Si el caballo comete un error aquí, no tendrá suficiente espacio para recuperarse.
2. El caballo tiene tiempo de recuperarse si está llegando mal.

Se habla de calle cuando hay dos o más obstáculos relacionados a más de dos trancos intermedios. Cuando los obstáculos se hallan más unidos, se trata de dobles o combinaciones.

Como promedio el tranco del caballo es de 3.6 y del pony de 2.7 metros. Pero al andar las distancias tenga en cuenta los factores que hacen alargar o acortar el tranco de un caballo. Es útil observar a varios caballos saltando una calle para ver cómo debe montar. Tenga cuidado de no confundirse con caballos muy distintos al suyo. Una calle no se acabará bien si el caballo comete un error en el primer salto. Puede recibirse demasiado lejos o demasiado cerca, por lo que la distancia siguiente será demasiado corta o demasiado larga.

Las calles son una prueba del entrenamiento y la habilidad del caballo para adaptarse a una serie de trancos programados si no coinciden con los suyos propios. Es por ello que se necesita tanto trabajo de base en liso, enseñando el caballo a alargar y acortar su zancada sin resistencia o pérdida de ritmo y equilibrio. Es tarea del jinete el mantener ritmo, equilibrio e impulsión a lo largo de la serie de obstáculos. Nada más recibirse, el caballo debe restaurar su ritmo y equilibrio de nuevo lo antes posible y el jinete debe usar la media parada para recobrar la impulsión.

Las calles deben formar parte del entrenamiento en casa, de modo que el caballo sepa adaptar sus trancos fácilmente cuando haga falta.