//Las primeras gemas de la Triple Corona Mexicana y Femenil, se tiñeron de rojo

Las primeras gemas de la Triple Corona Mexicana y Femenil, se tiñeron de rojo

El Stakes Jockey Club Mexicano y el Clásico Rubi, primeras gemas de la Triple Corona Mexicana y Femenil, respectivamente, se pintaron de rojo pues los ejemplares Lebron y Laika de Cuadra San Jorge se quedaron con las complicadas competencias que los acercan cada vez más a consagrarse como estrellas de Sotelo.

En el Stakes Jockey Club Mexicano Lebrón tuvo un final cardiaco pues El Santo de Cuadra J.R.R. y favorito de muchos, vino de atrás en un cierre frenético, sin embargo, la zancada sólo le alcanzó para quedarse atrás por una nariz del ejemplar de San Jorge, por lo cual Lebrón se levantó como el amo de la competencia.

Lebrón, hijo de Impervious en The Real Mayo por Bernardini, medio hermano del atleta Kukulkún, Triple Coronado en 2018, logró su primer clásico en su vida como corredor al desplazarse en la milla de distancia, mil 609.35 metros en 1:41 1/5. Fue criado en México por Rancho San Jorge, entrenado por Fausto Gutiérrez y con monta de Miguel Ángel Rodríguez, jinete que anda inspirado tras su triunfo el pasado 25 de mayo en el Handicap de Las Américas.

Laika en el Clásico Rubí desde la partida buscó la punta pese al asedio de Cygni Asquifar de Rancho La Soledad de Álvarez. La potranca de San Jorge tuvo más potencia en las patas y faltando 200 metros del final imprimió mayor velocidad, lo que lo llevó a dominar fácilmente la batalla junto a José Luis Campos, su jinete de planta.

La potranca, hija de Impervious en Gitzen Glory por Honour and Glory, criada en México por Rancho San Jorge se desplazó en los 7 ½ furlongs, mil 508.70 metros, en 1:31 1/5 para lograr su cuarta victoria en diez salidas donde también ha logrado dos segundos y un tercero.

Los ganadores deberán enfrentar próximamente el Gran Premio Nacional para los machos y el Clásico Esmeralda para las hembras, donde se medirán ante rivales nacionales e importados. Si superan esa prueba tanto Lebron como Laika estarán más cerca de ser triplecoronados.