//La reconstrucción de los caballos a través de su ADN

La reconstrucción de los caballos a través de su ADN

El papel de los caballos se ha transformado con el tiempo. La raza equina ha sido empleada por los seres humanos hace muy poco para participar en carreras o exhibirlos por su belleza, sin embargo esto no siempre fue así.

Un estudio reciente liderado por Ludovic Orlando, experto del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) y la Universidad de Toulouse (Francia), reconstruye totalmente la historia del caballo doméstico hace 5000 años, debido a la colección de genomas equinos jamás estudiada.

El análisis genético realizado a 278 caballos de Eurasia ha evidenciado dos nuevos linajes ya extintos, que hasta ahora son desconocidos. Además de un fuerte declive de la diversidad de los caballos en 300 años. Esto se debe a las prácticas de cría que se introdujeron con el concepto de «raza pura».

La concepción del equino en la actualidad es completamente diferente a la de hace dos mil años. Según los investigadores, estamos familiarizados con aspectos que son una invención moderna. Ludovic Orlando, dice que se necesita más ADN para entender una historia de este tipo y se tuvieron que tomar en cuenta el contexto, aspectos sociales, geográficos e históricos.

El protagonismo del caballo en la conquista de Europa

Los investigadores hicieron una ardua tarea en comprender las transformaciones que han sufrido los equinos, básicamente para adaptarlos a las necesidades humanas. Como anteriormente lo hemos explicado, las civilizaciones humanas se han expandido gracias al rol social del caballo, una de las más recientes fue la expansión islámica.

Un cambio importante en la composición genética de los caballos en Europa y Asia Central en los siglos VII al IX, probablemente corresponda a las expansiones islámicas, ya que antes de esa época, los caballos comunes en Europa se encontraban en Islandia.

También, los caballos europeos eran mucho más similares a los caballos persas durante el imperio sasánida. Un momento en la historia que reestructuró a los caballos europeos son los caballos árabes que trajeron una nueva anatomía y distintos rasgos.

Península ibérica y Siberia: cuna de dos nuevo linajes

Los caballos de Bottai como nuevos linajes, fueron descubiertos hace no mucho. Estos no eran compatibles con el ADN de los ancestros de los caballos modernos y evidenciaban la existencia de un nuevo equino.

Sorprendentemente, los caballos domésticos de esta región son los ancestros de lo que se creía eran los últimos caballos salvajes, los caballos de Przewalski.

Es así que dos nuevos linajes se añaden ahora, uno de la península ibérica y otro de Siberia, que existieron hace 4.000-4.500 años. Son una especie de caballo equivalente a lo que son los neandertales para los humanos modernos.

Por último, descartaron que este linaje ibérico pueda ser el ancestro de los caballos domésticos modernos, ya que intercambió poco material genético con los actuales.