//Los seis nutrientes principales en la alimentación

Los seis nutrientes principales en la alimentación

La nutrición del caballo deportivo implica el conocimiento de las cuestiones básicas de nutrición de los equinos. El caballo es 100 % forrajero, destina de 16 a 18 horas del día a su alimentación y vida libre, por lo que la anatomía y la fisiología de su aparato digestivo están diseñadas para esto. El aparato masticatorio está hecho para comer a la altura del suelo, permitiendo una correcta formación del bolo alimenticio y un buen comienzo de la digestión.

La importancia de la alimentación en el desempeño del equino de deporte es muy grande. Cada disciplina tiene ciertas características para diseñar raciones adecuadas. Un Cuarto de Milla requiere altas cantidades de almidón para mantener las reservas musculares y hepáticas al tope; pero un Árabe de Endurance necesita energía proveniente de fibras de muy buena calidad y fuentes de grasa de origen vegetal que le permitan realizar un trabajo aeróbico más eficiente y evitar la fatiga muscular prematura. 

Requerimientos nutricionales

Entonces, al conocer esto, toman gran importancia los nutrientes para diseñar raciones en las diferentes disciplinas, lo cual nos obliga a conocerlos, cómo se absorben y utilizan dentro del organismo. Los seis principales son: agua, carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

El aporte de agua es indispensable, ya que el primer signo de fatiga es un desequilibrio electrolítico y su falta causa problemas digestivos serios. Un caballo puede perder hasta 10 L/h de sudor en condiciones de calor y humedad, además el consumo de agua puede incrementarse hasta en un 200 %.

Con respecto al consumo de energía es necesario conocer sus diferentes formas de obtención para elegir la más adecuada para la disciplina, edad y función zootécnica. Un Pura Sangre de carreras necesita altas concentraciones de almidón y azúcares simples para reponer las pérdidas de glucógeno muscular; debemos diseñar una dieta alta en almidones, pero con la reserva de los problemas digestivos que da el consumo excesivo de granos. Un Árabe de Endurance necesita tener los músculos descansados y una fuente de energía de larga duración: debemos diseñarle dietas con fibras digestibles y grasas vegetales altamente energéticas para ayudarle a obtener energía de manera aeróbica.

Entonces, es necesario saber cuál es el aporte de energía de las diferentes fuentes que existen en la naturaleza.

Tipos de nutrientes y diseño de las dietas

Los almidones se encuentran sobre todo en los granos, y las fuentes de grasa vegetal (la cual es 2.25 veces más densa energéticamente) en cualquier aceite vegetal. Por otra parte, es importante saber que los altos niveles de glucosa en la sangre de dietas altas en energía de los almidones causan problemas ortopédicos del desarrollo en potros.

Los requerimientos de proteína en adultos no varían mucho entre un ejemplar de trabajo ligero a uno de trabajo intenso. Es necesario aumentarlo un poco para reparar el daño muscular y para algunas funciones fisiológicas propias. Pero es un error dar un exceso en las dietas, ya que lo deben eliminar vía orina y se pueden deshidratar. Para la cantidad óptima de proteína de un alimento balanceado debemos considerar edad, intensidad del ejercicio y calidad de la pastura, para no subalimentar o sobrealimentar proteína.

La adición de grasas vegetales se debe definir su porcentaje según la disciplina. En los de cabalgatas, Endurance y otros de actividad aeróbica constante por varias horas, se puede incluir desde el 10 y hasta 15 % en la dieta total, con un periodo de adaptación de al menos tres semanas. Para los de Salto y Polo (trabajo aeróbico y anaeróbico), hasta 10 %.

En los de carreras (Cuarto de Milla, Pura Sangre), aunque sus requerimientos son mayores en cuanto a glucosa que se pueda almacenar de manera eficiente en sus músculos, la grasa tiene muchos beneficios, ya que al oxidarla se aumenta el citrato, lo cual inhibe la fosfofructoquinasa que limita la glucólisis. Hay un aumento de glucosa-6-fosfato, lo que disminuye el uso de glucosa y glucógeno, incrementando el almacenamiento a nivel muscular, dejando éste para su utilización en el ejercicio anaeróbico y retardando la fatiga.

Basados en esto podemos estimar la ración según la intensidad del ejercicio. Hay que considerar el tipo de pastura: si es muy tosca o de mala calidad tendrá un requerimiento mayor y quizá por consumo no coma las cantidades adecuadas y quede debajo.

Las vitaminas y minerales son muy importantes, ya que están implicados en varias funciones metabólicas. Los caballos deportivos pierden minerales al sudar, por lo que requieren una suplementación para mantener su equilibrio electrolítico, mejorar la pérdida de calor por el sudor y facilitar algunas funciones metabólicas indispensables para un buen funcionamiento del organismo.

Asimismo, las vitaminas deben ser suministradas con reserva, ya que esta especie es capaz de producir cantidades importantes de algunas de ellas, por lo que un exceso pudiera causar problemas y desequilibrios.